Xenofobia regionalista

La verdad es que al principio me enfadé pero luego me hicieron reflexionar y vi que todo encajaba. Uno de mis contactos de Twitter me abrió los ojos. Lo que el ‘señor’ Durán y Lleida quiso decir es que las mañanas no son para ir al bar, sino para dormir la mona. El bar está para la tardes y para la noches. Todo el mundo sabe que ningún andaluz que se precie madruga. En Andalucía nos leventamos a las 12:00 de la mañana para el desayuno y ya si hace buen día, ni frío ni calor, decidimos si trabajamos o no.

Cómo son estos de CiU. Unos cachondos. Yo me los imagino a todos reunidos en casa del señor Durán, bueno, en el vestíbulo del Palace, preparando la campaña electoral: – Bueno Arturito, tú le vas a dar caña a los niños andaluces que mientras tanto yo me encargo de los agricultores y los jornaleros. – Eso me parece perfecto. ¿Y quién cañeará a las chachas andaluzas? – No te preocupes, que de eso ya se encargó la Nebrera cuando ridiculizó a Magdalena Álvarez, que es a la política lo que la Juani de ‘Médico de Familia’ a la televisión. – JAJAJA, como eres José Antonio.

Mientras tanto, alrededor de ellos hay una masa enfurecida de nacionalistas derechones catalanes que se masturba escuchándolos despotricar de andaluces y extremeños. Qué lideres tienen, qué orgullosos están de ellos. Basan su discurso en la xenofobia regionalista y en el odio injustificado. Ellos reciben y nosotros damos. Así de simple. Y claro, todo el mundo sabe que a CiU no le gusta eso de los subsidios. Todo el mundo sabe que CiU se autofinancia y que no hace campaña a costa del dinero de todos y cada uno de nosotros.

Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 38 seguidores

%d personas les gusta esto: