Perdón que no me levante, pero estoy mejor sentao…

Antes de empezar que conste que no vi el ‘Salvados‘ de ayer. Voy a opinar del tema a lo loco ya que me sorprendió la reacción de la red tras la entrevista que Jordi Évole realizó al hijo de la terrateniente octogenaria, al señorito. Bajo el hashtag #cosechandosubvenciones la gente clamaba al cielo por las respuestas del amo de la finca. Lo más sorprendente fue ver a muchos andaluces hechos basiliscos por lo que éste decía.

No digo que no sea para indignarse pero tampoco lo es para sorprenderse. El vástago de la señora de Alfonso Díez está educado en unos valores acordes a la tradición familiar. Su madre le enseñó que los agricultores son “delincuentes, gentuza y cuatro locos”. Que da igual que sus espaldas reventadas hayan mantenido su nivel de vida. Que da igual que las tierras baldías de su familia generen retraso y pobreza en Andalucía. La tierra no es del que la trabaja, la tierra es del que la posee.

Por eso digo que no sé de qué nos sorprendemos. Ya podíamos habernos sorprendido más cuando allá por 2006 un par de centenares de jornaleros se manifestaron por el título de Hija Predilecta de Andalucía que recibió una de las mayores terratenientes de España. Pero estaban solos, nadie protestó con ellos. Eso sí, ella no estuvo sola hace unos meses cuando volvió a contraer matrimonio. El pueblo la arropó y la bendijo con su presencia. Al igual que tampoco estuvo sola su hija cuando se casó con el matavacas. No, allí estuvo la gente de la calle para que la señorita se sintiera arropada.

Lo que quiero decir con todo esto es que el pueblo andaluz necesita un poco de autocrítica. Tenemos motivos para habernos sublevados contra los señoritos pero no lo hemos hecho. Hemos preferido adularlos con nuestros favores y condescendencia. Ahora una generación bastante más despierta parece que quiere cambiar la situación, pero esto va a costar mucho tiempo, porque el retraso en el que está sumido nuestra comunidad no es una broma. Retraso al que nos han llevado gente como los que dominan las tierras y políticos que han permitido esto y que encima los premiaban. Políticos a los que el pueblo votaba.

Como siempre que hablo de este tema no queda otra que remontarse al año 1.999 cuando la magnífica chirigota de Juan Carlos Aragón, ‘Los Yesterday’, bordó la realidad de una comunidad autónoma que sigue siendo la misma 12 años después. Dato preocupante donde los haya. Por eso digo que la cosa no cambia y que la indignación generada por la entrevista del ‘Follonero’ seguro que ya está olvidada. Aquí os dejo la letra integra del pasodoble:

Aunque diga Blas Infante
“andaluces levantaos”
perdón que no me levante
pero estoy mejor sentao.
Bueno me voy a poner de pie
me voy a dejar de tonterías
venga 1, 2 y 3
que bonita Andalucía.
Vamos a ponernos serios
que vamos a cantar el himno
los andaluces queremos
volver a ser lo que fuimos
lo que fuimos antiguamente
pobrecitos y vasallos
siervos de terratenientes
y de chulos a caballo.
Si este pueblo se disparata
con la boda de un matavacas
y la niña de una duquesa.
Si este pueblo se le arrodilla
a una espada y a una mantilla
este pueblo me da vergüenza.
Menos rollo de verdes mares
de campiñas y de olivares
que así luego nos luce el pelo. Castas.
Después te ponen la serie de Emilio Aragón
con sus castas
y aparece en el más ínfimo escalón
de su estrecha jerarquía
el servilismo mamón
de las marmotas de Andalucía.

About these ads

Acerca de Raúl Bocanegra
Hedonista y Periodista. Blogger. Docente. Adoro las tapitas y la buena cerveza. Hago unas tortillas de patatas tremendas porque le pongo cariño al asunto.

One Response to Perdón que no me levante, pero estoy mejor sentao…

  1. Pajarrako dice:

    El debate sobre el PER es, además de interesado, fraudulento.

    http://www.laopiniondemalaga.es/andalucia/2011/10/11/verdades-mentiras-per/456158.html

    Siempre se pone en duda a los agricultores andaluces, los pescadores gallegos y los mineros asturianos. Nunca a los trabajadores de La Caixa en Catalunya, los empleados del Banco Santander o los de Bankia, que acaba de comprar unos terrenos al Valencia por 250 millones de euros en plena crisis económica y del mercado inmobiliario. Esta es la España de la desigualdad, la que queremos y la que vamos a tener, no cabe duda…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 39 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: