Ni republicanos ni demócratas, vota a Hank

Han de Virginia.La política está cambiando a pasos agigantados y para muestra de ello tenemos a uno de los candidatos más singulares que se haya visto nunca jamás. Ni una mezcla entre Schwarzenegger y la Chicholina podría ser más llamativa que la historia de Hank, nacido en el estado americano de Virginia, como su fundador George Washington. Y es que este norteamericano conoce como nadie lo que es vivir en la calle, la dificultad para llevarse algo a la boca que alimente y lo que es depender de la caridad humana.

Y es que Hank es un gato que se presenta a la carrera por el Senado por su estado natal, Virginia. La lucha ya ha comenzado. Este bonito minino callejero ya tiene una campaña bien orquestada en marcha. El campamento base está en la red desde donde podemos mandarle nuestros ruegos y peticiones, hacer un donativo o sumarnos como voluntarios a su campaña. Las redes sociales también acogen las pretensiones políticas del animal. Cuenta con presencia en Facebook con más de 12.000 fans, Twitter con casi 2.000 seguidores, Google+, y canal de Youtube.

Como podemos ver el apoyo que está teniendo el felino en su carrera hasta la cámara baja estadounidense es fuerte. La sociedad estadounidense sabe que los republicanos flaquean en la tormenta de las primarias y que el liderazgo de Obama cada vez está más cuestionado. Lo mismo ha llegado la hora de ceder el poder a los animales y que las personas dejen de pintar tanto en esta historia. A los simios no les iba nada mal sin nosotros en su planeta. Leer más de esta entrada

África nunca dejará de llorar

JR Mora

JR Mora

El 23% de los niños españoles sufre obesidad infantil debido a los malos hábitos de alimentación como el abuso de la bollería industrial y el pan. Los niños de entre 10 y 12 años son los que más sufren este problema. El rescate a la banca española costó a las arcas del gobierno más de 15.000 millones de euros salidos directamente del bolsillo de los contribuyentes. Los banqueros españoles ganan anualmente lo que cientos de miles de españoles en décadas. Empresas como Metro de Madrid invierten más de 50 millones de euros en cuatro años en publicidad institucional.

EEUU suma para el ejercicio fiscal de 2012 un total de 728.400 millones de dólares destinados al presupuesto militar  e Israel  se gasta un 7,3% de su PIB en armamento y muerte. China gastó 26.500 millones de dólares en el proyecto de ‘Las Tres Gargantas’. Expertos señalan que EEUU ha podido despilfarrar 11.000 millones de dólares en la última década en proyectos fallidos en Irán y Afganistán. Proyectos de guerra no de paz. Y las grandes potencias europeas, junto a China, EEUU y Rusia no dejan de vender armas a África.

Y pensarán que tienen en común toda esta amalgama de datos carente de sentido entre ellos, ¿no? Pues que en estos momentos África vuelve a morirse de hambre, literalmente, y muchos de los países que la llevaron a la mayor de las miserias (llamémoslos desarrollados) a este continente ahora se reúnen para volver a dar unas migajas de mendicidad a los que oprimieron y machacaron durante décadas.

Leer más de esta entrada

“Lo queremos todo, lo queremos ahora”

Miles de personas se echaron ayer a las calles en más de 50 ciudades de España para decir: DEMOCRACIA REAL YA. Ciudadanos indignados y convocados por otros ciudadanos. Ningún partido político ni ningún sindicato presente en las manifestaciones, un triunfo de la ciudadanía sobre los que nos han llevado a la crisis aunque éstos hayan vuelto a la cabeza hacia otro lado haciendo como que no ha ocurrido nada. Ellos siguen en campaña, insultándose y sin saber lo que siente la gente a la que pretenden (des) gobernar.

La manifestación de Madrid, la más numerosa de todas ellas, convocó hasta 25.000 personas. La gente se fue concentrando en diferentes puntos desde Cibeles hasta Puerta del Sol creando prácticamente una columna humana que apenas se movía. Cuatro generaciones de españoles protestaron juntos aunque algunos medios insistan en la idea de que fueron unas docenas de jóvenes. Cuatro generaciones de españoles les gritaron a la clase política que están cansados de tener que vivir entre la mierda que ellos generan.

Democracia Real Ya en Madrid

Democracia Real Ya en Madrid

Carteles espontáneos comparaban a los políticos de nuestro país con míticos mafiosos como Al Capone. Otros rezaban lemas protesta: “Violencia es cobrar 600 euros”, “No somos mercancía en manos de banqueros”, “PPSOE, no les votes” y un sinfín de ideas que se mezclaban con cánticos como : “dónde están, no se ven CCOO ni UGT” o “no hay pan para tanto chorizo”. Todo esto ocurrió en un auténtico ambiente de fiesta y reivindicación legítima de una ciudadanía hastiada de que la clase política gobierne al servicio de los intereses de las grandes empresas y los bancos.

Otra historia es la cobertura dedicada por los medios de comunicación a la convocatoria. Las televisiones han pasado de puntillas y nuestra televisión pública, a la que hace muy poco defendía por su imparcialidad, se ha lucido aunque Ana Pastor y Juan Ramón Lucas piensen lo contrario. Escasas palabras y menos segundos televisivos. Al parecer, para que una revolución pacífica tenga minutos en los medios españoles tiene que producirse en otro continente y para que se denuncie la manipulación tiene que ocurrir en Cuba. Porque ya sabemos que en China tampoco se denuncia. Eso sí, medios de comunicación de EEUU, Rusia o Francia recogen lo que sucedió… Menuda falta de ética y de profesionalidad.

Leer más de esta entrada

La mala educación política

JR Mora

JR Mora

Tengo que reconocerlo. He echado mucho de menos tantos días sin escribir. Y más al ver pasar ante mis ojos tantas y tantas cosas susceptibles de comentar. En esta semana, en la cual me quité el disfraz de bloguero por el de feriante, Barak Obama, el premio Nobel de la Paz, ha matado a Osama Bin Laden. El Tribunal Constitucional ha dado luz verde a la candidatura de Bildu, hecho que algunos medios han considerado de histórico. Y la peor noticia de todas, la Superpop‘ desaparece, lo que demuestra que Justin Bieber tiene menos tirón que Alejandro Sanz y que las adolescentes españolas aprenden a masturbarse solas.

Pero claro si hay algún hecho que esté causando estragos en estos días es el comienzo de la campaña electoral. Pegada de carteles (anticipada en algunos casos) mítines con políticos desbocados y cientos de discursos vacíos de propuestos y cargados de demagogia y bellas palabras. Y todos sabemos que de lo bonito no se come, que como mucho se engorda. Es increíble lo poco que avanzan los políticos de nuestro país. Ellos parecen lo mismo en cualquier época, ya sea pre, cam o poscampaña. Así que la situación sigue siendo la misma que antes de la pegada de carteles. Eso sí, con un el mundo siendo un lugar mucho más seguro, según EEUU y su terrorismo de Estado.

Ante esta situación me adhiero a la propuesta de la siempre acertada bloguera, ‘tuitera‘ y otros menesteres, Ana Aldea, que ha considerado necesaria la creación del hashtag #noesético con el fin de denunciar a través de Twitter conductas reprochables de nuestros queridos políticos.

Leer más de esta entrada

¿Hay otra opción para Libia?

JR Mora

JR Mora

Como dice el popular tuitero @mediotic: “las opiniones son como los culos: todos tenemos una”. Esta frase ya venía al dedillo antes de que a la ONU le diera por aprobar la zona de exclusión aérea, así que imaginaos ahora que Francia quiere ser la jefa, EEUU prefiere tener un plano secundario, Italia quiere que los aliados cojan el mando (o se lleva el ‘Scatergoris) y Alemania no quiere aparecer ni en los títulos de crédito. Y España, a verlas venir, que ya lo ha dejado claro la Trini esta mañana hablando con @JuanraLucas diciendo algo así como “Te lo digo y no te digo “.

Pues si así andan los gobiernos de los países que prácticamente estaban de acuerdo con la intervención militar no te digo como está el patio de los medios de comunicación y la ciudadanía. La gente habla de: “Atropello de los derechos humanos. No a la guerra. Esto era más que necesario. Irak era diferente. El pueblo árabe tiene derecho a decidir su futuro. La ONU ha tardado muchísimo en actuar”. Y 1001 ideas tan dispares como distintas.

A mi parecer una guerra nunca debería ser la solución a un problema y siempre deberá ser la última opción, obviamente, pero los que se oponen a la intervención en Libia ¿qué solución planteaban o plantean? ¿Habría que haber dejado a Gadafi aplastar a sus opositores? ¿Cómo habría sido la represión de ese dictador tirano sobre los que se levantaron contra él? La comunidad internacional ya tomo esa decisión (mirar hacia otro lado) en 1936 y dejaron que en España nos matáramos como animales entre hermanos, entre amigos… y no creo que nos haya venido bien la decisión tomada en aquel momento.

Leer más de esta entrada

La tiranía del petróleo

Las revueltas en el mundo árabe se escapan de las manos de la diplomacia europea. Es increíble la falta de actitud del supuesto primer mundo. Esta mañana, camino del trabajo y como acostumbro hacer, venía escuchando a @JuanraLucas, que entrevistaba telefónicamente a la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez.  Obviamente yo esperaba una condena al régimen de Gadafi. ¿Condena? Habrá que ver como van transcurriendo los hechos. Es que lo mismo los más de 300 muertos, según algunas ONGs, sobre unos 80 dice el chulazo del hijo del dictador libio, no son suficientes para volverle la cara a los ‘dirigentes’ de este país que está matando a su población.

Al parecer, ya que muy poquitos periodistas están en Libia, la dictadura está bombardeando y tiroteando desde helicópteros a los manifestantes. Pero claro, los rifles y las bombas de andar por casa no son armas de destrucción masiva sino de destrucción moderada de las libertades individuales y todos sabemos que esa destrucción en Europa y EEUU es tolerada y en muchas ocasiones, deseada.

Al parecer (porque a mi me lo han contado, yo no he visto Libia es la novena productora de petróleo de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y exporta un 79% de su oro negro hasta el viejo continente. Claro, no molestemos al perro viejo de Gadafi no vaya a ser que eche a estas pulgas y corte el grifo en caso de que decida no irse porque nosotros quiénes somos para obligar a marcharse a un dictador con las manos manchadas de sangre. Claro, un dictador que comparte, que quede claro. No es uno de esos dictadores egoístas (si hay que recibirlo, se le recibe) de países en los que si hay que intervenir o hacer que la presión pública y mediática se convierta en una caza de brujas.

Leer más de esta entrada

Dictaduras de segunda: Túnez, la luz del Magreb

 

Túnez

Pueblecito tunecino. R. Melero

El norte de África es otra historia. Una de esas historias en las que Europa, EEUU y la comunidad internacional miran hacia otro lado. Países ricos en materias primas y mucho más ricos en historia, cultura y buenas personas. Países en los que los dictadores llevan muchos años haciendo y deshaciendo a sus anchas.

Pero claro, Túnez no es Cuba. Egipto no es Iraq. Marruecos no es Afganistán. Y es que de China ni voy a hablar (censura, presos políticos, pena de muerte, etc…). Los dictadores de los países norteafricanos parecen menos dictadores a los ojos de los gobernantes neoliberales que mandan en nuestro globalizado mundo. Estos son necesarios para crear gaseoductos, controlar la inmigración o ponerse de acuerdo en el reparto de las aguas para ver quien pesca más y mejor. Todo eso los hace dictadores de segunda, a los que no hay que molestar.

Y ante esta tesitura aparece de repente un joven que se quema a lo bonzo y lo cambia todo. Mohamed Bouazizi. El héroe de las revueltas tunecinas. Un día no aguantó más que los corruptos policías de turno le amargaran la vida y dijo basta. Una vida tuvo que arder para que un país se iluminara. Obviamente, cuando la comunidad internacional vio que Ben Ali, el dictador tunecino enriquecido vilmente a costa de su pueblo, estaba en la cuerda floja, apoyó la revuelta.

En este momento aparecieron las redes sociales. Twitter y Facebook ardían. Las manifestaciones, concentraciones y protestas se organizaban por la red a una velocidad vertiginosa. La tecnología estaba ayudando a derrocar a un grupo de canallas que llevaban décadas oprimiendo a su pueblo. Y entre todos lo consiguieron y en Túnez empezaron a respirar libertad.

Sigue leyendo, por un Magreb libre!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 39 seguidores

%d personas les gusta esto: