Miedo, vergüenza y asco

Ayer por la tarde, como todas las tardes, puse el 24H de RTVE para ver la redifusión del informativo de las 15:00. Cuál fue mi sorpresa cuando a mitad de la transmisión me pegan un corte y me dan la agradable noticia de que voy a ver en directo la sesión de control en el Senado al Gobierno de España.

Yo estaba dispuesto a dormir la siesta pero ante tal proposición quién se puede resistir. Ese Pío García Escudero, pelazo al viento, versus ZP. Duelo de titanes. Esos dos señores trajeados con pinta y alma de comerciales de los que son capaces de vender un país por la portada de un periódico o por una foto con la Merkel.

Y el pobre Javier Rojo me daba una pena tremenda. Llegar a ser presidente del Senado de España para parecer el profesor de la mítica ‘Ética’ que dábamos los ateillos en el colegio para evitar religión. En cuestión de minutos repitió hasta la saciedad: “Silencio, señorías”. Y sus señorías ululaban, gesticulaban, aplaudían y aporreaban cual chimpancé en celo.

Y a los 5 minutos empecé a sentir miedo, vergüenza y asco.

Miedo porque me pone los pelos de punta que esta panda de inútiles nos esté gobernando y lo vayan a seguir haciendo durante muchos años. Es pavoroso pensar que el futuro de España está en manos de gente con un perfil tan bajo con tan poco que decir y con tan poco que aportar a la ciudadanía. Si ellos no se respetan que me expliquen cómo vamos a respetarlos nosotros.

Vergüenza porque es lo que uno siente cuando ve tanta incompetencia. Imagínense a un tipo cualquiera gritando palabras burdas y abusando de la chalanería en medio de la calle. Seguro que se aleja de esa persona. Pues menos mal que a los políticos los metemos en cubículos porque no los tocaría ni con un palo. De hecho son ese tipo de personas a los que posiblemente no les abriría la puerta de mi casa pensando que van a intentar venderme algo que no necesito.

Asco porque me da fatiga pensar en estos individuos que se enriquecen a costa de los ciudadanos a los que dicen representar. A ellos no se les cae la cara de vergüenza al suelo pensando en el daño que le están haciendo a este país con sus discursos vacíos y su carencia de propuestas a todos los niveles.

Pues eso, que me dieron la tarde.

 

Share

Anuncios

Acerca de Raúl Bocanegra
Hedonista y Periodista. Blogger. Docente. Adoro las tapitas y la buena cerveza. Hago unas tortillas de patatas tremendas porque le pongo cariño al asunto.

7 Responses to Miedo, vergüenza y asco

  1. Patri says:

    Es como ver las discusiones en el patio de un colegio, pero sin la inteligencia de los niñ@s.

  2. Carolus says:

    Pués sí. Y lo peor es pensar que estos señores son la representación de una sociedad. Nuestro reflejo en el espejo. ¿Nos los merecemos? ¿Nos rebelamos?

  3. Nono says:

    Lo cierto es que para los que hemos llegado recientemente a la política y a pesar de que no son representantes de nuestro partido, también sentimos vergüenza ajena. Pero algunos ciudadanos intentan organizarse para llevar otras propuestas. Al tiempo te lo diré si ha sido una misión imposible o/y mereció tantos meses de trabajo creyendo que algunos podríamos cambiar las cosas. Un saludo.

    • Bocanegra says:

      No quiero meter a toda la clase política en el mismo saco, ese no es mi objetivo, de verdad. Es injusto clasificar a todo el mundo por igual cuando hay gente que trabaja y se esfuerza mucho en el día a día. Lo que sé es que la actual clase política deja mucho que desear y que es neceario un cambio ya y los ciudadanos tenemos mucho que decir.

      Un saludo.

  4. Pingback: Manipulación « Bocanegra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: