De conciertos, auriculares y gays

JR Mora

JR Mora

Ya me imagino como será todo a partir de ahora. En la Feria de Abril todos llevaremos auriculares y escucharemos las sevillanas que más nos gusten. Y al que no le guste podrá escuchar lo que le de la gana. Y los vecinos serán felices. El chupinazo de los San Fermines sonará como cada uno quiera. Nada de tirarlo al libre albedrío molestando a los vecinos. No. Chupinazo silencioso, respetando al prójimo. ¿Y la Tomatina? Será virtual. Ya está bien de estas celebraciones bárbaras e inmundas que molestan a todo el que no quiere ser partícipe de ellas.

Al lector que haya leído el primer párrafo pensará que el narrador tiene un gran lapsus ‘mañanero’, que también, pero no es esto exactamente lo que le ocurre. Tras leer que las fiestas del ‘Orgullo Gay‘ en el barrio de Chueca serán con auriculares para poder escuchar los conciertos me he quedado atónito, nunca mejor dicho. Seguro que hay muchos matices al respecto para justificar esta medida pero yo no me creo ninguno otro que no sean los impedimentos al colectivo LGTB, que por otra parte, le reporta una buena millonada a la ciudad.

Así que ya me imagino al Ayuntamiento de Madrid prohibiendo todo tipo de fiestas y de verbenas por la ciudad, porque no hay que olvidar que Chueca no son las únicas fiestas de la capital. O cuando corten la Gran Vía con conciertos habrá cientos de voluntarios repartiendo casquitos en Sol, Fuencarral, Montera o Cibeles, para que nadie se pierda la música y los vecinos descansen sin que nadie perturbe su paz.

A ver si le ponen los mismos impedimentos y problemas a la visita del Papa que seguro que también causa molestias a muchos ciudadanos pero como ‘buenos cristianos’ que todos somos pensamos: a vivir que son dos días. Ay, qué pena… En estos momentos es cuando me acuerdo de la señora Botella y algunas de sus frases como la de “Si se suman dos manzanas, pues da dos manzanas…” y pienso que esta medida no es objetiva. Si se preocupara lo mismo por la calidad del aire que circula por Madrid seguro que no respirábamos mierda.

Anuncios

Acerca de Raúl Bocanegra
Hedonista y Periodista. Blogger. Docente. Adoro las tapitas y la buena cerveza. Hago unas tortillas de patatas tremendas porque le pongo cariño al asunto.

2 Responses to De conciertos, auriculares y gays

  1. manuelcab19 says:

    La verdad es que es un poco raro, pero ya se ha hecho en otros países, yo no iría a un concierto así, al menos a día de hoy no lo concibo, es como el cine sin la luz apagada y sin palomitas o el fútbol sin poder gritar,no expresas al cien por cien que es lo que uno hace en un evento,dejar a un lado todo y evadirse un poco.
    yo no voy a estas fiestas pero tampoco iría a un concierto de este tipo.

    • Bocanegra says:

      Lo que yo pienso es que fiestas hay y habrá en todos los barrios y ciudades de España toda la vida y que esta medida se toma debido a los matices de esta celebración. A ver si en la verbena de La Paloma en La Latina toman esta decisión…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: