Perdón que no me levante, pero estoy mejor sentao…

Antes de empezar que conste que no vi el ‘Salvados‘ de ayer. Voy a opinar del tema a lo loco ya que me sorprendió la reacción de la red tras la entrevista que Jordi Évole realizó al hijo de la terrateniente octogenaria, al señorito. Bajo el hashtag #cosechandosubvenciones la gente clamaba al cielo por las respuestas del amo de la finca. Lo más sorprendente fue ver a muchos andaluces hechos basiliscos por lo que éste decía.

No digo que no sea para indignarse pero tampoco lo es para sorprenderse. El vástago de la señora de Alfonso Díez está educado en unos valores acordes a la tradición familiar. Su madre le enseñó que los agricultores son “delincuentes, gentuza y cuatro locos”. Que da igual que sus espaldas reventadas hayan mantenido su nivel de vida. Que da igual que las tierras baldías de su familia generen retraso y pobreza en Andalucía. La tierra no es del que la trabaja, la tierra es del que la posee.

Por eso digo que no sé de qué nos sorprendemos. Ya podíamos habernos sorprendido más cuando allá por 2006 un par de centenares de jornaleros se manifestaron por el título de Hija Predilecta de Andalucía que recibió una de las mayores terratenientes de España. Pero estaban solos, nadie protestó con ellos. Eso sí, ella no estuvo sola hace unos meses cuando volvió a contraer matrimonio. El pueblo la arropó y la bendijo con su presencia. Al igual que tampoco estuvo sola su hija cuando se casó con el matavacas. No, allí estuvo la gente de la calle para que la señorita se sintiera arropada.

Leer más de esta entrada

Anuncios

La terrateniente octogenaria se va de boda

JR Mora

JR Mora

Anda todo el mundo revuelto con la boda de la hija de.. que diga, la hija predilecta de Andalucía. Vamos, la Duquesa de Alba. Esa señora a la que tanto y tanto tenemos que agradecerle los españoles en general y los andaluces en particular. Una señora bondadosa y que siempre ha mirado por el interés común. La mano tendida a los jornaleros nunca ha faltado en los palacios y propiedades que ostenta a lo largo y ancho del territorio español. Un ejemplo a seguir.

Más de 200 periodistas estarán cubriendo el enlace de la terrateniente octogenaria y el funcionario afortunado. Porque el amor con todo puede. No es cuestión de dinero sino de sentimientos. Y en días de crisis como los que vivimos siempre es reconfortante ver cómo una pareja de enamorados supera todos los obstáculos que les ha puesto el destino para llegar hasta el punto deseado. La eterna unión de sus cuerpos y almas. Qué pensándolo bien, da hasta un poco de fatiga…

Espero que todos esos que hoy estarán expectantes en las calles de mi querida Sevilla, tanto ciudadanos de a pie como medios de comunicación, no olviden quién es esta señora y el atraso que ha provocado en el campo y en la economía andaluza. Muestra de ello la indignación de los jornaleros, y de los que no lo eran, cuando la nombraron hija predilecta en 2006. Qué poca vergüenza. Pero vamos, ella se desquitó llamándoles “delincuentes, gentuza y cuatro locos”. Lo que le costó una denuncia del SOC (Sindicato de Obreros del Campo) y 6.000 euros que pagó con lo que llevaba suelto en el monedero.

Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: