Las medias tintas de ‘Sortu’

 

JR Mora

JR Mora

Nunca está de más hacer ejercicio de autocrítica. Hace poco escribía, o más bien me dejaba llevar, sobre la confianza que la sociedad debía darle al nuevo proyecto de la denominada izquierda abertxale ‘Sortu’. Era la primera vez que nombraban a ETA para alejarse de ellos, para echarse a un lado y seguir su propio camino por la vía democrática. La única vía posible porque con la sangre nunca se negocia. Nunca. Pues estaba equivocado.

Empecé a darme cuenta de mi error muy poco después y mira que más de uno me lo decía: -Qué van de farol chiquillo.  -¿Pero habrá que confiar, no? -Esto es lo de siempre, una estrategia para poder presentarse a las elecciones y sacar pasta. -Joder, hay que ser más positivo y tener un poquito de confianza sino esto no se soluciona en la vida. -De momento, no.

Total, que esa misma semana, tras un bello y reconciliador acto de presentación se desvincularon de ETA pero no condenaron todos los muertos que tienen a sus espaldas. No miraron a todas esas familias destrozadas durante décadas y que a día de hoy no comprenden por qué se quedaron sin padre, madre, hermano, sobrina o abuelo. Yo sí empecé a comprender que podían seguir siendo lo mismo. Y empecé a arrepentirme de mi estúpida confianza en una gente que no tiene escrúpulos y que a día de hoy entienden esta enorme mierda en la que metieron a toda la sociedad española en un puto negocio. No es independentismo es capitalismo.

Leer más de esta entrada

Anuncios

Una nueva oportunidad para el conflicto vasco

Sortu. Puede traducirse al castellano como crear o nacer, sino tengo mal entendido. Ese es el nuevo nombre que la izquierda abertzale ha elegido para volver a la vida pública y política de Euskadi. Obviamente todo el mundo esperaba las siguientes palabras: “Pues bien la intensidad del rechazo a toda violencia que se recoge en los estatutos sin equívocos ni circunloquios, respecto a la organización ETA, ha de bastar para desvanecer cualquier presunción de connivencia con ella”, afirmó ayer el abogado Iñigo Iruin ante unas 300 personas.

Obviamente lo histórico de este acto no dejó mucho tiempo para que empezaran a aflorar reacciones. Y nadie se salió del guión establecido. Desde el Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, realizaba una invitación a la precaución y a la mesura. Actitud muy propia del que podría ser el sustituto de Zapatero en las próximas elecciones generales. Obviamente el PP con María Dolores de Cospedal (pero qué radical que es esta mujer) se negó en rotundo. Estos de la gaviota son como el windows, ‘NO A TODO‘. Y por su parte el líder de los nacionalistas vascos, Iñigo Urkullu, abogó por la legalización del nuevo partido si cumple con todas las reglas del juego democrático. Este hecho lo tendrán que dictaminar los jueces y tendrán que dejar claro que existe una separación real de poderes en este nuestro país.

Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: